Colabore
 
Testimonio de la Experiencia Acton University 2013
Fecha : 2013-08-06

 

ACTON UNIVERSITY 2013

El grado de relativismo en el que se vive hoy en día ha anulado la manera en que nos comunicamos, paradójico teniendo en cuenta que el mundo está cada vez más conectado, la globalización es un hecho indiscutible y la tecnología busca, cada vez más, facilitar el contacto –si bien virtual– con un otro.

Pero, ¿es este contacto verdadera comunicación? Ya no, porque el relativismo ha destruido los conceptos absolutos sobre los que se apoyan el lenguaje, el conocimiento y la moral, impidiendo una conexión profunda con otras personas. En lugar de eso, tenemos vínculos esporádicos con entes parecidos a nosotros, vínculos que nunca atraviesan el carácter personal del otro, sino solamente algún aspecto disociado.

En este mundo de alienación y angustia, buscar algo más parece no heroico sino insensato. Cuestionar la realidad en que vivimos (realidad que no es tal, porque no existe en sí misma sino como simple “construcción”) es visto como excéntrico, y hasta es producto de rechazo. Uno llega a sentir que se encuentra solo en ese proceso de búsqueda.

Hasta que llega a Acton University, donde el idioma universal no es el inglés sino el del logos. Creados a imagen y semejanza de Dios, estamos en la constante y trascendente búsqueda de la verdad, lo que es sinónimo de acercarnos a nuestro creador. Algo en nosotros nos impulsa a unirnos a Él, pero el relativismo nos desvía de este camino, y cada vez es más arduo no abandonarlo.

¡Qué reconfortante es encontrarse con gente en esta misma búsqueda! Poder, por primera vez, hablar en el mismo idioma. Y ver que, a diferencia de lo que la sociedad intenta hacernos creer, no se trata de personas crédulas e ingenuas que se “aferran” a la religión por falta de conocimiento o de instrucción.

Por el contrario, cada conversación, cada conferencia, cada intercambio, estaba marcado por el más elevado nivel intelectual. Un nivel donde el conocimiento no se presenta como rebuscado y oscurantista, sino con la claridad y simpleza que caracteriza al logos, al Dios Creador. ¡Qué renovación de fuerzas para poder continuar la búsqueda de la verdad!

Recuperé energías gracias a la calidez de los oradores y participantes, al contacto permanente con mentes no solamente brillantes sino generosas con sus conocimientos, y con corazones dispuestos a abrazar al otro como a un hermano.

No puedo sino esperar volver a Acton 2014.

 

Florencia Bazet

Pie de página