Colabore
 
Acton University
Fecha : 2013-08-17

 

Querida Cecilia:

                              Gracias por tu mail colectivo del 21/7 y me alegra de ver a la juventud como Tobías con un gran entusiasmo organizativo de Acton.

Aprovecho nuevamente para agradecerte el “empuje” que me diste en la decisión de asistir al Acton University 2013.

Por mi edad pensaba que algún joven hubiese ido en mi lugar, con más perspectivas de acción futura en la vida.

De la Economía de Mercado, Capitalismo o Liberalismo (bien entendido) había aprendido de parte de eximios profesores como Alberto Benegas Lynch(h) y Juan Carlos Cachanosky y del recordado Ing. Álvaro Alsogaray así como haber leído muchos artículos del Foundation for Economic Education.

Al Father Sirico le conocí a los dos años de haberse fundado el Acton Institute; me pareció algo extraordinario que un Sacerdote exalte la figura del “Entrepreneur”.

Cuando Father Robert Sirico vino por primera vez a la Argentina, lo acompañamos con mi hermano a las distintas conferencias: Universidad de Belgrano, del Salvador, etc; hasta el mismo Neustadt en Tiempo Nuevo recibió a Sirico.

Pero todo esto no fue suficiente para el conocimiento del “Free & Virtuous Society”: el ir a Grand Rapids faltaba… y me entusiasmo.

El estar en un ambiente donde gente de todo el mundo viene en busca de un ideal económico, moral, empresario y de fe: es algo único.

La claridad, calidad y profundidad de las conferencias era impactante; las misas de madrugada con tantos sacerdotes (la mitad venidos de África) con la sacralidad de las celebraciones fue muy evolutiva.

El poder conversar con los asistentes, todos en busca de cómo mejorar la economía de sus propios países, me abrió una “ventana” de esperanza y de fe’ en el futuro de las sociedades humanas.

Ahora me queda entusiasmar a hijos y sobrinos para que vayan a los futuros congresos del Acton University en Grand Rapids.

La interesante literatura adquirida durante  el evento, me permite mantenerme dentro del “espíritu” del Acton Institute.

        Todo esto Cecilia, nuevamente gracias a tu “puntapié” para que fuera a Grand Rapids.

                                                       Con el mayor afecto.

                                                       Peter Laharrague

Pie de página